¿Por qué tener un roommate es una buena decisión al mudarse?

mayo 2019

Aunque a muchas personas no le gusta la idea de tener un compañero de piso, esta puede ser una opción valiosa para ganar dinero al tiempo que estudias o empiezas tu negocio propio. Conoce las ventajas y desventajas de tener uno, se vuelve una prioridad antes de tomar la decisión final.

Tener un compañero de piso con quien compartir tu apartamento es una gran forma de afrontar todos los gatos que tendrás una vez te entreguen el inmueble. Pero no todo es tan fácil como parece. Debes tener ciertos aspectos en cuenta para proteger tanto tu paz mental como tu inmueble y todo lo que coloques dentro para llamarle hogar.


Ventajas de tener un roommate

  • Todo costará más barato, ya que no solo te ayudará a solventar la hipoteca, sino el gasto de utilidades.

  • Responsabilidades compartidas donde se comprometen a mantener su hogar en óptimas condiciones.

  • Capacidad para socializar incluso con personas que no frecuentas.

  • Tendrás compañía y no te sentirás tan solo.

  • Podrás sacarle el mayor provecho posible a tu inversión.


Desventajas de los roommates

  • Podría ser demasiado diferente a ti y estresarte con su presencia.

  • Podría no ser responsable y mantener el apartamento sucio o no pagarte.

  • Falta de privacidad ya que siempre tendrás que compartir el espacio.

  • Tienes que compartir todo.


Quizá te interese invertir antes de llegar a los 30 años

 

toa-heftiba-518020-unsplash
grant-707824-unsplash

Tips para tener un roommate

  1. Asegúrate de entrevistar a la persona y averigua bien sus hábitos.

  2. Especifica lo que esperas de la persona y deja todo por escrito. Establece también un periodo de prueba para asegurarte de que ese roommate es el indicado.

  3. Sé siempre cordial al hablar con tu roommate.

  4. Sé directo desde el principio y evita malos entendidos.

  5. Mantén una comunicación estable donde siempre haya un canal de confianza con lo que ambos les gusta o no.

  6. No tienen que pasar todo el tiempo juntos, pero si es recomendable que lo hagan de vez en cuando para fortalecer su relación.

  7. Cada quien debe tener lo suyo: aunque parezca tonto, es mejor así. De ese modo nadie se sobrepasa en el exceso de confianza.

  8. Ten información de emergencia de tu roommate y viceversa a mano. Mientras convivan juntos, es bueno que se apoyen lo más posible.

  9. Tómense en cuenta mutuamente, de modo que no se sientan ajenos en el propio hogar.

  10. Acuerden un orden de limpieza donde cada uno haga algo para mantener la armonía y orden del hogar.



Compartir un apartamento en general no es fácil, así sea con algún amigo cercano, un completo extraño o con un familiar, pero en definitiva es una opción viable para poder mantener no solo la letra del apartamento pagándose, sino poder sacarle provecho al apartamento al máximo mientras se ahorra un poco también.

DESCARGA LA GUÍA

¿Sabes qué incluye el mantenimiento?

DESCARGAR GUÍA
Velure-Mofu