Invierte antes de llegar a los 30

April 2019

Llegar a los 30 es el momento donde la seguridad, la estabilidad económica y la experiencia se juntan para poner la mente a trabajar: invertir a esta edad es el curso de acción a tomar.

Cuando se obtiene cierto grado de estabilidad económica, surgen preguntas inevitables como: ¿ahora qué?, ¿debería ahorrar más?, ¿debería invertir en algún bien?, entre otras.

Contrario al ahorro, donde el dinero simplemente se acumula y se mantiene seguro para algún uso futuro, el invertir hace que el dinero trabaje solo y se multiplique con el tiempo. A veces lento, a veces rápido, pero de seguro de manera constante.

La rentabilidad del dinero toma tiempo en desarrollarse y por eso se recomienda invertir desde temprana edad. Algunos bienes demoran de 5 a 10 años en alcanzar el doble de su valor original y la espera se puede hacer más llevadera mientras aún se cuenta con la energía de la juventud.

Ventajas de invertir a los 30 años.

  • Contarás con suficiente sabiduría para tomar decisiones acertadas. Cuando sé es muy joven, a veces es fácil dejarse llevar por malas decisiones.

  • Haber pasado por suficientes experiencias y ver la de conocidos, permite tener una mejor idea de dónde se multiplicará mejor.

  • Al estar trabajando por 10 años has ganado suficiente experiencia para tener un puesto laboral que te permite dejar deudas escolares atrás y ahorrar para tu futuro.

  • Al llegar a los 30, eres más seguro. Entiendes que las expectativas que debes cumplir son las propias y no las ajenas.

Lo que decidas hacer, será para tu beneficio y eventualmente el de tu familia y eso te empuja con ahínco a dar pasos que antes no hubieras tomado.

rawpixel-570908-unsplash
rawpixel-256641-unsplash

¿En qué invertir?

Esta pregunta tiene muchas respuestas: diferentes actividades lucrativas, negocios, bienes raíces. El abanico es extenso, lo cual permitirá elegir un rubro que apasione y que a la vez ponga el dinero a trabajar.

Aquí te brindamos una pequeña lista de dónde debes invertir.

  1. Un hogar propio. Suena obvio, pero a veces los precios de los complejos nos asustan y nos privan de tomar la decisión. No lo hagas. Los bienes de inmueble siempre aumentarán de valor. Así no decidas vender, siempre puedes alquilar el bien, sacándole doble provecho al mismo.

  2. En tu educación. No solamente en títulos universitarios, está comprobado que el aprendizaje “de campo” que se realiza al viajar y explorar otras culturas es invaluable y abre a nuevas oportunidades.

  3. Empieza un negocio o proyecto (preferiblemente lucrativo) propio. En especial si tienes un talento que quieres explotar. Te permitirá enfocar tus esfuerzos en algo que te apasiona al tiempo que haces dinero.

  4. Invierte en tu salud. Actualmente el estilo de vida preventivo es la mejor manera de asegurar tu salud, pero los imprevistos médicos pueden pasar en cualquier momento. Tener un seguro médico es una inversión que puede ayudarte a lidiar con alguna emergencia sin gastar una cantidad excesiva de dinero.

  5. Investiga sobre sectores de inversión. Siempre está la opción de invertir en rubros que ya existen, son exitosos y están en constante búsqueda de inversionistas para incrementar su valor. Energía renovable o verde, el tema ambiental gana cada vez más importancia, criptomonedas, la bolsa de valores e incluso empresas establecidas que ponen en venta algunas de sus acciones, son los sectores de inversión del momento.


A muchas personas les asusta cumplir los 30, pensando que la vejez es inminente ya que la juventud acabó por completo. ¡Los 30 es la mejor edad para tomar las riendas de tu vida! Empezar por invertir y poner el dinero a trabajar es la clave del éxito.