Desarrolla una buena técnica de natación

February 2019

Nadar es un ejercicio donde todo el cuerpo se ve obligado a trabajar. Sin embargo, para alcanzar un buen potencial realizando esta actividad debes desarrollar una buena técnica. Acá te damos algunos tips para que lo hagas.

La natación es una actividad deportiva que cualquier persona puede practicar para mantenerse en forma, a la vez necesita la técnica adecuada para evitar lesiones y poner a trabajar todos los músculos involucrados en el ejercicio de manera correcta.


Aquí te dejaremos algunos consejos para que mejores tu técnica de natación.


Abraza el feedback
Primero pide que te graben mientras nadas. Es común pensar que nadas de una forma, pero al verte puede que no te veas como piensas o sientes que nadas. El grabarte y tener feedback te ayudará a entender dónde fallas y cómo puedes mejorarlo.

Realiza un calentamiento
Nadar es una actividad física que realmente cansa. Prepara tus pulmones para el esfuerzo que realizarán durante tu práctica. Los ejercicios de calentamiento se pueden hacer dentro y fuera del agua y a medida que avances en tu entrenamiento, más exigente será el mismo.

Domina los movimientos
Entiende bien la mecánica de los movimientos y dedícate a practicarlos, de modo que lo hagas lo más perfecto posible. Evita cometer el error de querer nadar rápido de una vez, es más importante nadar bien al principio.

Quizá te interese leer sobre el carbón activado en bebidas

Aprende el ritmo de respiración
Debes sincronizar tus movimientos con tu respiración. Las bocanadas de aire que tomas cuando sacas la cabeza deben ser suficientes para realizar varias brazadas y debes exhalar el aire cuando tengas la cabeza en el agua.

chris-blonk-491185-unsplash
thought-catalog-588143-unsplash

Métele velocidad
Una vez hayas dominado la técnica, es hora de meterle velocidad. Mide tu tiempo y proponte mejorarlo cada dos semanas. Mejorar significativamente en natación toma tiempo así que no desesperes y concéntrate en avanzar a un ritmo real.

Protege tus ojos
Así estés entrenando por hobbie o para competir, protege tus ojos utilizando los lentes de natación. Esto además de mantener la vista protegida, te ayudará a mantener un curso estable y derecho mientras nadas.

Comprométete a mejorar
Hacer lo mismo siempre no te dará resultados a largo plazo. En cada etapa de tu entrenamiento debes incorporar técnicas o metas nuevas que te reten y te obliguen a crear disciplina para ser mejor.

La natación es, sin duda, una actividad física que requiere esfuerzo y donde las mejoras se dan a largo plazo. Debes ser muy consciente de esto y no desesperarte: si bien debes ser crítico contigo y tus progresos, no es recomendable que caigas en el sobre esfuerzo y en ser demasiado exigente. Concéntrate en llevar el entrenamiento a tu ritmo y en hacerlo bien.