¿Cuándo es el momento ideal para mudarme?

June 2019

Ya sea por primera vez, o por un cambio de ambiente, la tarea de mudarse siempre parece difícil y llena de inseguridades. Descubre si realmente estás listo para dar el gran paso con esta serie de preguntas.

Tal vez ya estás cansado de vivir con tus padres o compartir apartamento con alguien. Quizás has decidido que es momento de dar el gran paso y aventurarte a vivir solo. O simplemente deseas comenzar desde cero en un nuevo lugar.

Mudarse nunca es una tarea fácil y muchas veces tratamos de obviar las señales o corazonadas propias por miedo al cambio.

Al momento de elegir un nuevo hogar, factores como la ubicación, accesibilidad al transporte público o vías alternas, precio, tamaño y amenidades del apartamento, juegan un papel importante en la elección.

Pero… teniendo todo esto en cuenta, ¿cómo estoy seguro que es el momento indicado para mudarme? Una manera sencilla es realizarse un estudio propio, analizando diferentes indicadores como el emocional, económico y laboral, para así tener una respuesta más clara.

¿Realmente quiero mudarme?

La más retórica, pero más importante, ya que esta pregunta te dará el impulso para dar tu primer gran paso.

Muchas personas se mudan buscando independencia de la familia y comenzar a construir su propio camino. Otras, lo hacen por mejores oportunidades laborales, recortar gastos o para iniciar una nueva etapa en pareja.

A ciencia cierta no existe una respuesta concreta que equipare todo lo que “el mudarse” implica; un “sí” o un “no” a esta pregunta sin duda es un factor decisivo que te hará luchar por cambiar de hogar.

 

¿Cómo están mis finanzas?

Esta es sin duda la pregunta clave para tomar una decisión. Las ganas se podrán tener, pero si no hay dinero, mudarse resulta realmente difícil. Analiza cómo están tus finanzas y cómo puedes distribuir mejor el sueldo para equiparar los gastos que un nuevo hogar conlleva.

Ten presente que, aunque el deseo de mudarse es grande, existe la posibilidad que los números no den para hacerlo. Si este es el caso, ahorra por algunos meses para que puedas completar el dinero necesario para poder vivir tranquilo. Realmente no hay nada de malo en esperar, ya que en el tiempo que ahorras, puedes prepararte psicológicamente para este gran cambio.


Una opción a la que recurren muchos jóvenes y adultos hoy en día es al freelance; realizar trabajos por fuera que te ayudarán a generar más ingresos de los normales al mes.

Velure - Blog Junio 1
Velure - junio 2

¿Cómo quiero vivir? ¿Solo o acompañado?

Compañía, gastos y convivencia es lo primero que se viene a la mente al contestar esta pregunta.

Ciertamente vivir solo tiene sus ventajas y te ayudará a crear un sentido de madurez mayor al tener que preocuparte tú por todo en el hogar.

Pero, de la misma forma, significa tener que pagar todas las cuentas por uno mismo y con el riesgo de llegar a sentirse en soledad.

Por otro lado, compartir apartamento con amigos o pareja puede, no solo ser una oportunidad para conectar más con ellos, también un método fácil de acaparar ciertos gastos.

Además que el impacto de la soledad será menor o casi inexistente. Solo recuerda que al vivir con alguien es importante establecer reglas que vuelvan la convivencia más amena.

¿A cuál barrio me mudo?

El estilo de vida que desees llevar influirá mucho en el barrio que elijas. Los retos de mudarse siempre vienen acompañados con gastos económicos, estrés emocional y sobretodo muchas expectativas, por lo que la elección de la zona es importante para cada uno de estos aspectos.

Cada barrio tiene precios diferentes que puedes balancear con otros factores. Ejemplo, si tu razón principal por la que ya sabes estás listo para mudarte es por cercanía al trabajo, entonces comprar un apartamento cerca de la oficina puede ser una opción.

 

Luego de analizarte y contestar estas cuatro preguntas como base será más fácil saber si realmente estás listo para dar el siguiente gran paso en tu vida como independiente.

Pon sobre la mesa todas las oportunidades y beneficios que esto te traerá, al igual que las amenazas y cómo puedes combatirlas para tener un panorama más amplio y realista. Y siempre recuerda: tu futuro lo construyes tú y un nuevo hogar siempre es una oportunidad para crecer personalmente.

  • No hay conflictos de intereses. Las áreas de coworking, por lo general, están habitadas por distintos profesionales que más que competir, trabajan apoyándose. Si eres un diseñador gráfico, por ejemplo, tu cliente necesite un programador y este podría estar en la sala de coworking.  

  • La creatividad fluye con facilidad. Estar en un espacio ergonómico, con buen clima y otros profesionales. Las oficinas tienden a restringir un poco el flujo de nuevas ideas por el ambiente de tensión que pueden causar.

     Tanto el alquiler de oficinas como el coworking son dos opciones totalmente viables a la hora de decidir dónde trabajar. Debes escoger la que se ajuste mejor a tus necesidades y con la cual puedas crecer mejor con tu proyecto.

DESCARGA LA GUÍA

Ingreso familiar: Su importancia al comprar un inmueble

DESCARGAR GUÍA
Velure-Tofu