7 tips básicos para negociar de manera efectiva

September 2019

La negociación de una propiedad probablemente es el punto más “complicado” en todo el proceso de la compra de algún proyecto. Aunque pueda ser intimidante, no debe causarte temor ni dudas, ya que estarás asesorado de la mejor manera posible.

Luzzby de Musua, Oficial de Cobro, considera que antes de negociar tienes que tener en cuenta lo siguiente: la ubicación del proyecto, que no esté cerca de ningún afluente, las condiciones físicas del inmueble, el precio de venta debe ser menor al valor comercial del inmueble, (esto aparece en los avalúos), y si la propiedad está al día con sus impuestos. 

Te invitamos a leer estos 7 consejos básicos para que tengas presente a la hora de la negociación de tu nuevo hogar.

Realiza un estudio del mercado antes de negociar
Es importante hacer un scouting por el área y analizar proyectos similares al que has puesto tu interés. Aunque los beneficios de un inmueble puede hacer que su valor incremente, te ayudará a comparar precios y darte cuenta si estás recibiendo el mejor trato.

Según el portal metrocuadrado, una familia toma entre dos y cuatro meses desde que inicia a buscar vivienda hasta que encuentra la indicada, así que es cuestión de paciencia. Recuerda que la adquisición de una vivienda es una las decisiones más importantes de la vida.

Descubre todo lo que necesitas del proyecto y de la promotora
Investiga qué otros proyectos tiene la promotora del proyecto que te ha gustado en la región, qué tan satisfechos están sus clientes, con qué otras empresas están aliados, puedes fijarte además en su página de internet y redes sociales para complementar tu investigación.

Pregunta a tu asesor sobre qué elementos deberían saber antes de cerrar el trato, ya que donde elijas vivir será tu hogar por los próximos 30 años, y debes elegir sabiamente. Por ejemplo, preguntas como: ¿Cuántas personas ya se han mudado?, ¿Cuántos apartamentos hay por piso? ¿Cuántos elevadores tiene el proyecto?

vita - blog septiembre 2
Blog - Septiembre 3

Demuestra tu solvencia financiera
Para Maria de Lourdes Ferrer, Gerente Comercial de The Velopers, es indispensable tener claro el presupuesto para la compra de la propiedad, con cuanto dinero cuentas para el abono inicial antes de iniciar el préstamo hipotecario.

Demostrar que tienes la capacidad para pagar las letras mensuales y el abono inicial creará una relación positiva con el banco y te quitará el peso de preocuparte como pagaras la hipoteca a largo plazo. Analizar tus finanzas antes y durante la negociación te pone un paso adelante para las decisiones futuras.

 

Adáptate a los plazos de entrega
Si el proyecto está en planos, sabrás que el tiempo de espera será más largo que al tener uno para entrega inmediata. Ten presente que el tiempo de entrega puede variar por cuestiones climatológicas,  aspectos administrativos, ejecución, proyecto/diseño, mano de obra, maquinaria, materiales, entre otros aspectos. 

Pero cuando hablamos de documentos y dinero lo ideal es tenerlos en cuanto te los piden, y no esperar hasta el último minuto para hacer entrega de estos. 

Elaborar una lista de ventajas de la casa que sirven para reforzar su valor

Visita el proyecto las veces que sea necesario antes de tomar una decisión, y ver los detalles que tiene el lugar como: pintura, pisos, vidrieras, puertas, espejos, mobiliario, electrodomésticos, ascensor, si es un piso bajo, si da al exterior o al interior. Así mismo toma nota de acabados, atención en las molduras, grietas, o cualquier otro desperfecto antes de que se haga la entrega. 

 

Asesórate de la mejor manera

Tener un equipo que te respalde a la hora de tomar esta decisión será clave para que todo salga “sobre ruedas” Maria de Lourdes recomendó tener bajo la manga a especialistas como promotores, banqueros, abogados, y broker si es posible. No es un requerimiento obligatorio, pero poder tener a alguien que solucione tus dudas será de gran ayuda. 

 Luzzby exhorta a compradores primerizos a que visiten varios bancos y analicen qué tipo de financiamiento les pueden brindar, y así tomar la mejor decisión en base a sus propuestas y tus necesidades. 

 

Por último… recuerda que negociar una propiedad no es lo mismo que regatear por ella.

Cuando estás regateando significa que sólo hay dinero de por medio, mientras que cuando negocias pones en la mesa que ambas partes salgan igualmente beneficiadas de la transacción que están a punto de hacer. Da tu punto de vista con sustentaciones y busca qué es lo mejor de ti, concediendo siempre lo justo.

DESCARGA LA GUÍA

¡Aprende a negociar la compra de tu apartamento!

DESCARGAR GUÍA
Vita-Tofu